Una oportunidad para acertar

Contratar un servicio de legalización no es una partida más en su presupuesto. Aunque le pueda costar lo mismo, no es como comprar una vitrina o contratar a un lampista, el ingeniero que conduce su proyecto es como su abogado en un conflicto legal. En su responsabilidad está determinar si el proyecto es técnicamente viable, y qué partidas hay que sumar para cumplir la ley. Cualquier error no tiene vuelta atrás, y por esta razón decimos que sólo tiene una oportunidad para acertar. Las consecuencias de un mal asesoramiento le costarán, en el mejor de los casos, un buen pellizco de dinero, y en el peor de los escenarios la pérdida total de la inversión realizada.

Encontrar√° en el mercado ofertas muy dispares para el mismo servicio. Con nosotros puede tener la seguridad de que no se puede proporcionar un servicio de calidad a un precio inferior, son ofertas cerradas sin especulaci√≥n, a precio fijo por paquete de servicio. Nos elija o no, t√≥menos como referencia porque tienen su origen en a√Īos de experiencia. Sabemos cu√°nto tiempo hay que invertir porque lo hemos hecho muchas veces.

ATEN es garant√≠a de calidad porque su proyecto no pasa por mil manos. El mismo ingeniero que verifica el establecimiento es quien elabora la documentaci√≥n t√©cnica, y el mismo que defiende sus intereses en las distintas etapas que comprende la legalizaci√≥n de la actividad. Antes de dar nuestra conformidad a un proyecto, consultamos hasta el √ļltimo cabo suelto con los servicios t√©cnicos del municipio o entidad de inspecci√≥n, y si es necesario vamos a visitarles y les presentamos un dise√Īo sobre planos. El cliente empieza a pagar despu√©s de validar el proyecto.

Expónganos su caso y coja el dardo para acertar.

Societat Enginyeria